Errar es humano, pero todavía es más humano echar la culpa a otros

En los partidos políticos, en las empresas, cuesta reconocer errores. Y cuando ya no hay más remedio, buscamos a alguien a quién colgar el marrón. Cada día me cuesta más creer en políticos, periodistas, intelectuales, predicadores y triunfadores. Me da pánico la campaña electoral que se avecina: votaré a quién reconozca que lo ha hecho mal, con más ilusión si reconoce que lo ha hecho francamente mal. A ese voy a creer.

http://dilbert.com/strip/2016-04-25

Imagen1

En BARCELONA, 20 Mayo a la 1h Mi conferencia. Tengo invitaciones.  http://trainingandnetworking.com/wp-content/uploads/2016/04/II-Jornadas-Internacionales-de-RRHH-2.0-20-de-mayo-BARCELONA.pdf

¿Te sientes Incompetente o rodeado de ellos?

¿Cómo te ha ido la semana laboral pasada? ¿Cumpliste con tus planes? ¿Descubriste nuevas chapuzas? ¿Te ha desengañado algún colaborador, colega o proveedor? ¿Vives al límite del estrés, o más allá de él? ¿Dirías que tu desempeño profesional sucede con relativa paz, cuando te reclama la familia?

Si te ves aludido en un par de preguntas, igual deberías pararte a pensar. El “Managing Incompetence” puede ayudarte a rehacer estos desengaños. Puedes participar en el próximo Taller GESTION DE LA INCOMPETENCIA que imparto en 15 de Abril, cerca de Barcelona. http://www.centrem.cat/mostracurs.asp?id=1913 O en el País Vasco, Donostia el 19 de Abril. https://lnkd.in/ePnQwW6

La filosofía de gestión que propugno se puede resumir en

  1. Somos más incompetentes de lo que pensamos. Pero tenemos más potencial del que creemos.
  2. Un competente es un incompetente mal diagnosticado. Un incompetente es un alto potencial insuficientemente desarrollado.
  3. Si el jefe ve a su alrededor todos incompetentes, él lo es más.
  4. No tenemos la gente que queremos, pero podemos querer a la gente que tenemos.
  5. Mandar no es decir que se hagan las cosas y esperar qué sucedan, es en buena medida enseñar a hacerlas.
  6. La combinación de personas ordinarias hacen cosas extraordinarias. Si te crees extraordinario eres alguien ordinario
  7. Lo mejor es enemigo de lo bueno.

Odio el tenis pero soy el campeón del mundo

Tengo siete años y detesto el tenis, lo odio con toda mi alma, y sin embargo sigo jugando, sigo dándole a la pelota toda la mañana, y toda la tarde, porque no tengo alternativa. Por más ganas que tenga de parar, no lo hago. Sigo suplicándome a mí mismo parar, y en cambio sigo. Y ese abismo, esa contradicción entre lo que quiero hacer y lo que de hecho hago, me parece la esencia de mi vida”. He aquí una de las perlas de las memorias de Andre Agassi (OPEN, 2009).

Paradoja: nada desmotiva más que preguntarte continuamente si estás motivado. “¿A quién le importa que odie Sigue leyendo

Ginebra en el 5Talks de Telefónica

Esta primavera tuve el placer de ser uno de los invitados a las charlas 5 Talks que organiza la Fundación Telefónica en Madrid y Barcelona. Os invito a ver la pequeña conferencia que hice en Madrid y a comentarla juntos. Hablo de muchas cosas en muy poco tiempo. Comentad y podemos ahondar en las distintas temáticas.

Sigue leyendo

¿Formación y accidentes Aéreos? (la historia se repite)

En el verano de 1999 un Jumbo, de la compañía Egyptair, se precipitaba al océano provocando la muerte de la totalidad de su pasaje. En la investigación se descubrió que la causa del accidente había sido un misterioso “suicidio” (colectivo) del copiloto, que, aprovechando la ausencia del piloto, desconectó la dirección automática y –tras una breve invocación religiosa- precipitó el aparato al abismo. [Revisito un artículo que publiqué hace 12 AÑOS hoy tristemente de Actualidad] Sigue leyendo

Desconecta tus Alarmas, y trabaja en Paz

Llega la primavera y se despiertan las alergias. ¿Tienes tú alguna? El cuerpo ve como enemigo algo que no lo es —yo soy alérgico al kiwi— y se dispone a defenderse, generando así un problema que hasta el momento no existía. Son las falsas alarmas, un problema que nos acecha cada día más. Cuando el no alarmarse es la única estrategia de éxito ante las crisis de empresa o familia.

Sigue leyendo